RECORTES DE PLAZAS EN CENTROS CONCERTADOS

19.05.2016 10:39

Concluidos los plazos para la matriculación de alumnos/as en vistas al curso próximo, una vez más y durante la campaña se han vuelto a repetir las protestas, comentarios y distintas opiniones dentro de la Comunidad escolar, de algunos Sindicatos y de Asociaciones de Padres y de Alumnos con referencia a las plazas ofertadas y a las posiblemente suprimidas que el continuo descenso de natalidad va generando; así como el consiguiente recorte en las de Profesores y Maestros que la anterior supresión conlleva.

Y lo que es peor para mí, se han producido también  agrias diatribas entre algunos Profesionales de la Enseñanza, porque se pretende, por parte de algunos sectores interesados, un enfrentamiento entre Enseñanza Pública y Privada, incluida entre ésta la Concertada, y hacer a estos dos sectores competidores y enemigos irreconciliables en una “guerra inútil”, para ver quién vence a quién, quién puede más, quién oferta mejor enseñanza, sin tener en cuenta que en ambas ofertas de Enseñanza, y más dentro de una misma Ciudad,  hay profesionales compañeros de carrera, amigos y hasta parientes y esposos con similar competencia educativa; y en ambas ofertas existen Centros desde hace mucho tiempo prestando una magnífica labor a la Sociedad, en un abanico de libertad de oferta para los Padres de los Alumnos, que al fin y a la postre son los auténticos, verdaderos y últimos responsables para elegir la educación, la enseñanza y el centro que quieran para sus hijos e hijas. 

Libertad que se vería coartada, si no hubiera una oferta clara y suficiente de elección y si los Poderes públicos hicieran dejación de su labor imponiendo modelos, cuando sólo deben velar y garantizar que la Libertad de Enseñanza y elección de Centros se cumpla totalmente.

Por otra parte no acabo de comprender  la razón de estos hechos, yo que, como funcionario con oposición y por tanto estatal y público, he ejercido toda mi vida profesional, igual que otros muchos compañeros de profesión que trabajan en Andalucía y el resto de España , en un Centro Concertado, en mi caso en “Salesianos”, porque tanto a mí como a mis compañeros no funcionarios nos pagaban nuestras nóminas la Junta de Andalucía y en nuestro Centro se seguían y se estaba sometido a las inspecciones, normativas y directrices, que la Junta, con las competencias plenas en educación, enviaba y exigía.

Esos Centros Concertados que así trabajan, ¿qué tienen de Privados?, ¿qué hacen que un Centro Público no pueda  hacer y con menos ayudas oficiales? Para mí son tan públicos como los demás. Y es más las solicitudes de plazas cada año, siempre exceden las que se ofertan, por pura y libre decisión de los Padres, a los que nadie, ni siquiera el Estado les puede privar de ese derecho inalienable de elegir la Educación y el Centro que quieran para sus hijos, consagrado en nuetra vigente Constitución.

¡No demos pasos atrás en asuntos y temas,  en los que ya se han dado pasos muy progresistas y universales!

 

Fernando Gámez de la Blanca.-